Los asuntos inconclusos

¿ Qué es un asunto inconcluso ?

Un asunto inconcluso – un concepto derivado de la Terapia Gestalt

• Un asunto inconcluso es aquel que interfiere en nuestra percepción clara del presente.

• Las personas vivimos experiencias, que, de no ser cerradas adecuadamente, tienden a repetirse para que se puedan concluir.

clocks

• Todos tenemos necesidades que a menudo vienen de carencias en nuestra infancia, que se manifiestan en nuestras relaciones, tanto de pareja, como amistades o laborales.

• Esas necesidades no están siempre activas, pasan al fondo, hasta que de repente se hacen figura.

En las relaciones de pareja, nuestro historial relacional se pone de manifiesto, a través de patrones de conducta que pueden ser disfuncionales para el momento presente.

 

Un ejemplo: Hemos dejado atrás la Navidad…

• La Navidad es a veces un tiempo de nostalgia.

• Recordamos épocas pasadas y hacemos balance de nuestra vida.

christmas

Es posible que afloren a nuestra conciencia relaciones pasadas que tal vez no se cerraron correctamente o que ponen de manifiesto lo que no funciona bien en nuestras vidas.

• A menudo vemos a nuestra pareja desde el filtro de nuestro pasado, viviendo inseguridades y conflictos que no se basan en la experiencia del presente…

 

 

Autora: Clara María Pavón – Psicóloga

THERAPION.COM ES – www.therapion.com/es/

 

Adolescentes y padres: Convivencia familiar

Cuando una familia convive con un hijo adolescente, es evidente que en las relaciones familiares se producen una serie de cambios, y que estas ya no volverán a ser igual que años atrás cuando sus hijos eran niños y sus padres eran todo para ellos.

padres y adolecentes

El adolescente desea conocer el mundo desde su propios ojos, lo cual le lleva en muchas ocasiones a no reconocer las consecuencias que pueden comportar algunas actividades a corto y largo plazo, como son el inicio en el consumo de alcohol, tabaco, así como otro tipo de sustancias o drogas.

Por otro lado el adolescente siente que sus padres no le comprenden ni le apoyan y los ven como unas personas lejanas que les imponen su autoridad.

En muchas ocasiones las discusiones se inician por el control del vestuario, del horario de llegada a casa, el horario de irse a dormir, las amistades, la no colaboración en las tareas domésticas…

Cualquier motivo puede ser una excusa para que se inicie una discusión entre el adolescente y sus progenitores.

En este sentido es normal que el adolescente busque refugio entre sus amigos, grupo al que considera más cercano que los propios padres, ya que comparte con ellos los mismos gustos y necesidades propias de la edad.
Se produce así un momento donde encuentran necesario este distanciamiento de los padres tanto físico como emocional, para poder buscar su propio camino, por esto necesitan pasar mucho tiempo fuera de casa o aislados en su habitación.

Resulta muy importante que los padres conozcan las amistades de sus hijos, así como sus nuevos intereses, que en muchos casos distan de los que habían tenido durante su infancia.

Al igual que se debe intentar mantener un diálogo constante con ellos, haciéndoles entender que están con ellos y no contra ellos.

Todo esto les puede ayudar para ver si sus hijos se comportan y actúan dentro de una “normalidad” o se encuentran dentro de una situación que podríamos considerar como “crítica”.

Pero esto no significa que los propios hijos reciban un acoso por parte de sus progenitores.

Es muy importante que el adolescente sepa que sus padres siguen estando disponibles para ellos cuando los necesiten, pero estos deben mantenerse en un segundo plano, marcando un camino, pero no imponiéndolo.

El propio adolescente tiene derecho a descubrir el mundo por él mismo, así como a equivocarse y rectificar posteriormente.

De esta manera llegaran a la edad adulta siendo personas maduras e independientes.

Animo a todos los padres a que vuelvan la mirada atrás y recuerden su etapa de la adolescencia. Este hecho les puede hacer ver que sus propios hijos en muchas ocasiones se comportan como ellos lo hicieron en su momento.

Podemos afirmar que cuando pase el período de la adolescencia, sus hijos sabrán reconocer todo aquello que sus padres hicieron hecho por ellos.

Autora del artículo: Alicia Jimenez Villafuerte. Psicóloga de Therapion Consulting, Licenciada por la Universidad Oberta de Catalunya.

www.therapion.com/es

Adolescentes y padres: ¿Hay entendimiento?

La etapa de la adolescencia en la vida de una persona es un periodo muy importante. Por este motivo resulta necesario comprender los cambios que se producen en ellos para poder comprenderlos y ayudarlos a ser personas adultas maduras e independientes.

adolecentes

La adolescencia comprende un periodo muy importante en el desarrollo de la persona que se inicia entre los 10-12 años y finaliza entre los 19-20 años.

Encontramos dos etapas diferentes, la adolescencia temprana que comienza entre los 10-11 años y finaliza entre los 14-15 años. Y la adolescencia tardía que comprende el periodo entre los 15 años hasta los 19-20 años.

Durante este periodo, que se encuentra entre la infancia y la edad adulta, se produce un desarrollo biológico y sexual, donde la persona comienza a desarrollar los caracteres sexuales secundarios propios de cada sexo. Estos cambios físicos comportan un descubrimiento constante de su propio cuerpo, el cual en muchas ocasiones no reconocen o incluso rechazan.

Se produce también un importante desarrollo tanto a nivel psicológico como social. Es por este motivo que durante esta época los adolescentes pasan por un periodo de descubrimiento y posterior consecución de su propia identidad.

En este periodo el adolescente desarrolla sus propias ideas y valores, así como su propia integridad personal.

Es normal que el adolescente viva una etapa de frustración e incertidumbre hacia su propio “yo” y hacia su entorno, pero que resulta muy importante y decisiva para su futuro comportamiento como persona adulta.

Durante esta época debe desarrollarse dentro de un contexto social que implica la aceptación de una serie de normas, así como el desarrollo de sus compromisos individuales para con la sociedad.

Pero todos estos cambios comportan una reestructuración del sistema familiar, el cual estaba adaptado en muchas ocasiones a unas normas paternas ya establecidas.

La etapa de la infancia ha finalizado.

El hijo/a que buscaba durante su infancia de una manera constante la aceptación y el contacto de sus padres, deja de hacerlo…

Este niño/a ha entrado en la etapa de la ADOLESCENCIA.

En muchas ocasiones escuchamos afirmaciones como:

– “No reconozco a mi hijo/a…”

– “Ya no hace caso. Se ha vuelto muy contestón…”

– “Cuando está en casa, se pasa todo el tiempo encerrado en su habitación…”.

En este momento la autoridad paterna es puesta en muchas ocasiones en entredicho por el propio adolescente.

El adolescente entra en un periodo de rebeldía, altibajos emocionales y en algunos casos agresividad, que no es aceptada por sus propios padres y que comporta discusiones constantes en el seno familiar.

Todo esto es normal.

Pero… Puede llegar a ser posible que exista un entendimiento entre el propio adolescente y sus padres?

La respuesta es SI. Aunque los padres se sientan incrédulos ante esta afirmación, es posible que pueda existir una cierta armonía en el núcleo familiar cuando se convive con un adolescente.

Lo importante es saber que su hijo pasa por un periodo de cambio vital para su desarrollo como persona, y que implica una aceptación y comprensión por parte de sus progenitores.

Autora del artículo: Alicia Jimenez Villafuerte. Psicóloga de Therapion Consulting, Licenciada por la Universidad Oberta de Catalunya.

www.therapion.com/es

Optimizar nuestro descanso

descanso

La calidad de nuestro descanso repercute no solo en nuestra energía y concentración; es uno de los pilares principales de nuestra salud en general y salud mental en particular.

Dado que no podemos mejorar nuestro sueño de forma consciente, es un ámbito que solemos olvidar hasta que nuestro descanso deja de ser óptimo. Hay varias cosas que podemos controlar para facilitar un descanso regenerador.

Lo primero es entender que nuestro cuerpo esta programado para lograr un buen descanso de forma natural. Los problemas para descansar bien son una consecuencia de no entender este proceso y poner interferencias.

Nuestro cuerpo segrega melotonina de forma natural para conciliar el sueño. Esta hormona aparece al final del dia cuando oscurece. Cuando retrasamos nuestro momento de acostarnos por mirar tv, usar el ordenador o leyendo con luz artificial estamos retrasando la aparicion de melatonina. Es como si comunicamos a nuestro cuerpo que aun no es de noche.

Por tanto acostarnos en un entorno lo mas oscuro posible permite a la melatonina hacer su trabajo de ayudarnos a coinciliar el sueño.

El otro factor que más dificulta el descanso es el estrés. La aparición de preocupaciones al acostarnos activa el cerebro de forma incompatible con la conciliación del sueño. Además de actividades relajantes ( ejercicio, baño, meditación) es importante que sepamos distanciarnos de este ciclo de pensamientos. Durante el sueño nuestro subconsciente integra lo que hemos vivido durante el día y regenera nuestras habilidades cognitivas. Por ello es precisamente en épocas de mayor estrés cuando dormir bien se convierte en la actividad más saludable. Conviene recordar que el sueño rebaja nuestro estrés y nos permite afrontar cualquier adversidad con mejor perspectiva. Si no conseguimos olvidar nuestras preocupaciones conviene distraernos( cambiar de lugar, leer, iniciar actividad relajante) y ponernos el objetivo no de dormir sino de descansar bien , con lo cual evitamos aumentar el estrés por no dormir. El sueño es más fácil que aparezca cuando no lo estamos esperando.

La psicoterapia es una gran ayuda para prevenir los problemas de sueño. El saber que disponemos de un espacio para tratar nuestras preocupaciones alivia la aparición de éstas al acostarnos.

En Therapion puedes encontrar terapia efectiva y económica para ayudarte con éste u otros temas. Sitio: www.therapion.com/es

***

Sobre el autor: Pablo Reina es psicólogo en Therapion.com desde 2011. El  ha trabajado en diversos ámbitos de salud mental en España, Reino Unido y EEUU.

¿Psicólogos en línea gratis?

psicologos en linea

¿Qué puede hacer pensar a una persona que podrá encontrar una terapia psicológica gratis en internet?

En este artículo presentamos algunas ideas que pueden estar detrás de la búsqueda de un psicólogo sin coste. Reflexionamos sobre ellas, aportando contra-argumentos.

Para saber más puede visitar el sitio Therapion.com – www.therapion.com/es

Esta búsqueda aparece con frecuencia dentro de la red. Yo tengo mucho respeto por el razonamiento de los seres humanos, y sé que detrás de lo que parece una “idea irracional” se esconde una lógica interna. Así que decidí reflexionar sobre ella y tratar de extraer conclusiones.

Encontré los siguientes argumentos:

  1. “Los psicólogos en su consulta se dedican a escuchar o aconsejar a los pacientes, algo que también puedo hacer yo que no he estudiado psicología pero se me da muy bien escuchar.”    Un psicólogo invierte gran parte de su vida y de su dinero es poder ofrecer un servicio profesional. Es como decir “como yo soy muy bueno en bricolaje, voy a construir un puente para una autopista o una catedral”.
  2. “Un mecánico o un dentista hacen algo material mientras que un psicólogo trabaja con el corazón o la mente, y eso como no es material no se puede vender ni comprar. Si se comercializa pierde su esencia. “    La psicología actualmente está considerada una ciencia, y se estudia en profunda interrelación con el sustrato corporal del ser humano.
  3. “Las personas que trabajan en la salud mental son muy humanas, sensibles y empáticas. Es de esperar, por tanto, que sean compasivas y altruistas realizando terapias sin coste. “   ¿Y cómo viven?
  4. “Google es gratis y en google puedes encontrar todo lo que desees, también tiene que existir terapia psicológica gratis”.   En google existe mucha información disponible, pero si se te estropea la lavadora, ¿crees que encontrarás un mecánico o un fontanero que te realice el servicio gratis? ¿O un dentista que te realice una endodoncia sin coste alguno? ¿Te fiarías de ellos si fuera así?
  5. Muchas personas se encuentran solas y la principal necesidad por la que acuden a terapia es para sentirse escuchadas y acompañadas. Y claro, la amistad no tiene precio. Pero una cosa diferente es la amistad y otra la terapia, y de hecho suelen ser bastante incompatibles.
  6. “La sanidad debería tener cobertura suficiente para cubrir las terapias psicológicas, puesto que son un bien de primera necesidad y yo debería tener derecho a ellas como tengo a un médico especialista.”

Idealmente sería así, sin embargo la realidad es diferente, pues la sanidad pública apenas cubre las necesidades de terapia psicológica y los pacientes tienen que recurrir a servicios privados. Los profesionales necesitan cobrar para vivir de ello.

Es comprensible que una persona que tiene pocos recursos económicos busque una opción gratuita para solucionar su malestar, pero tiene que ser consciente de que la red no es el mejor lugar para esto. Con suerte en su país existen recursos sociales que pueden ayudarle o asociaciones sin ánimo de lucro.

En internet puede encontrar terapias más económicas que las presenciales, y que ofrecen garantías de profesionalidad, como garantizar un número de colegiado. La persona debe reflexionar sobre lo que valora en su vida y en qué está dispuesta a gastar.

Después de todo, el dinero de una terapia profesional por internet puede conseguirse en la mayoría de los casos limitando algún gasto extra.

***

La autora de este articulo es la psicóloga Clara María Pavón, especializada en Psicología Clínica y en Terapia Gestalt.  


La depresión post-vacacional

playa sin gente

El término depresión post-vacacional se conoce también como síndrome post-vacacional. Existe una cierta normalidad de bajo rendimiento y desorientación después de un periodo vacacional para adaptarnos a la vida laboral. Pero esta adaptación suele ser breve. El problema radica cuando esta adaptación supera unos límites importantes.

Es evidente que durante los momentos de descanso de nuestras obligaciones olvidamos la rutina y las prisas que nos comporta nuestra vida laboral.

Todos vivimos estos días de descanso como un momento de bienestar. Durante el periodo vacacional, de una manera más o menos generalizada cambiamos de hábitos y de horarios, realizamos actividades de ocio que en muchas ocasiones dejamos de lado durante todo el año por falta de tiempo, como viajar, realizar algún deporte, relacionarnos con amigos o familiares…

Parece que durante los días de vacaciones el reloj no existe…

Pero el fin de nuestras vacaciones implica en muchas ocasiones volver a la rutina, con jornadas largas de trabajo, teniendo que postergar en muchas ocasiones estos momentos de relax. Por ello, nuestro cuerpo necesita un tiempo para volver a adaptarse a nuestras obligaciones de la vida diaria.

Durante el proceso adaptativo a la vida laboral es normal que sintamos cierta desorientación, así como dificultad para rendir al máximo. Pero esta adaptación suele ser breve, ya que no suele durar más de unos días, entre 3 y 4 días, tiempo suficiente para que seamos capaces de adaptarnos de nuevo a nuestra nueva situación.

Pero, a qué nos referimos cuando hablamos de Depresión post-vacacional?

Muchas personas, ante la vuelta a su vida laboral presentan cuadros de ansiedad y estrés o cambios importantes de humor, así como manifestaciones físicas como sudoración, aumento de nuestro ritmo cardíaco, temblores…

Para estas personas, la vuelta a la rutina diaria les ocasiona una ansiedad considerable, para la cual pueden llegar a necesitar algún tipo de tratamiento psicológico o incluso farmacológico.

Por ello es importante que programemos nuestra vuelta de manera anticipada, para que la adaptación a nuestras obligaciones no nos cause trastornos tanto físicos como psicológicos. En este sentido en la medida de lo posible puede ser aconsejable iniciar nuestra actividad laboral de manera gradual, así como intentar dormir un mínimo de horas que nos permitirán estar lo más descansados posible.

Es importante que algunos días previos a nuestra vuelta al trabajo nos mantengamos más o menos activos, para evitar pasar de la inactividad a la actividad completa. Para no caer en una situación como esta, la vuelta al trabajo debe considerarse como un reencuentro con nuestros compañeros, con los que podremos compartir estos momentos vividos.

Por otro lado es importante pensar que la vuelta a la normalidad no tiene que implicar dejar de lado esos hobbys que hemos realizado durante el periodo vacacional. Puede ser momento para animarnos a iniciar algún tipo de actividad que nos guste realizar, como puede ser realizar algún tipo de deporte, o algún otro tipo de actividad que implique compartir durante algunas horas a la semana algún tiempo con otras personas que tengan los mismos gustos que nosotros.

Es importante estar alerta ante una situación donde la falta de motivación, los problemas de atención, así como el malestar general se prolongue demasiado, ya que pueden resultar signos evidentes para sospechar que podemos encontrarnos ante un trastorno depresivo.

Sobre el autor: Me llamo Alicia Jiménez y soy Psicóloga (Licenciada por la Universidad Oberta de Catalunya). Considero que es muy importante mantener algún tipo de actividad placentera en nuestra vida diaria que nos permita alejarnos durante algún momento de la rutina diaria. Este hecho nos evitará caer en estados de ansiedad y estrés. Miembro del sitio Therapion.com www.therapion.com/es

Autoridad vs autoritarismo con los hijos

Autoridad vs autoritarismo con los hijos

El autoritarismo es imponer tu voluntad en los hijos. Aplicar la autoridad es poner limites sanos en tus hijos, para ayudarles a crecer con respeto hacia los demás y sobre todo a ellos mismos.

A veces los padres confunden la autoridad con autoritarismo. Aquí hay algunas claves para poner límites sanos.

Sus propios límites:

Cuando dude de su autoridad ante su hijo, sinceramente pregúntese cuál es la raíz del problema. El adulto necesita saber cuáles son sus propios límites y fijarse cómo los transmite. Si es responsable, el límite se transmite como algo sencillo y claro. Preste entonces más atención a sus actitudes que a sus palabras frente a su hijo para que no lo haga en forma de reclamo o como una amenaza de peligro, porque el niño va a crecer con la idea de que el mundo es peligroso.

Autoridad vs. autoritarismo:

Los padres son los primeros y principales arquitectos de la personalidad de cada hijo. Cada vez que les ponen límites, están dando forma y sostén a esa nueva e irrepetible persona. Pero, ¿Cómo se ejerce la autoridad y cómo evitar caer en el autoritarismo?, la autoridad está unida a la responsabilidad; mientras que el autoritarismo aparece cuando las ordenes se transmiten como una exigencia. Por ejemplo no es lo mismo exigir que su hijo se siente a realizar las tareas de la escuela porque su educación forma parte de su responsabilidad como padre o madre, que obligarlo que cumpla con su tarea porque la profesora se enojará.

Beneficios y peligros:

Las conductas y actitudes de los padres son el modelo a través del cual los hijos comprenden qué se espera de ellos. Y lo mejor es que deseen responder a esa expectativa por el amor que se les transmite y genera.

El beneficio es enorme: Podrán construir la base de una buena autoestima y ser creativos,personas autónomas, libres, con normas y reglas incorporadas para poder compartir y convivir en el mundo que les toca vivir.

Algunas pautas a la hora de poner límites:

– Reconocer cuáles son sus propios límites.

– Muéstrese seguro pero con afecto, hable y explique según las necesidades.

– Mantenga la coherencia entre papá y mamá. No de dobles mensajes.

– Respete el enojo de su hijo con paciencia.

– Sea claro y concreto en sus pedidos.

– Sea constante en la puesta de límites.

***

La autora de este articulo es la psicóloga, psicoterapeuta clinica Celia Chiquet Gollaz. Actualmente forma parte del equipo del sitio Therapion.com el cual ofrece servicios de terapia online.

Para saber más: THERAPION.COM – www.therapion.com/es